Convenios reguladores

El convenio regulador en un divorcio es un documento legal que contiene los acuerdos y disposiciones que las partes involucradas en el divorcio han acordado mutuamente o que un tribunal ha dictaminado en relación con cuestiones importantes relacionadas con la disolución del matrimonio. Este convenio establece las pautas y condiciones para asuntos como la división de bienes y deudas, la custodia de los hijos (si los hay), las visitas, la pensión alimenticia o manutención conyugal, y otros aspectos relevantes del divorcio.

Elementos comunes que pueden incluirse en un convenio regulador:

  • División de bienes y deudas: El convenio regulador debe especificar cómo se dividirán los activos y las deudas matrimoniales entre los cónyuges. Esto puede incluir propiedades, cuentas bancarias, vehículos, inversiones y cualquier otro tipo de activo o deuda adquirido durante el matrimonio.
  • Custodia de los hijos: Si hay hijos menores involucrados, el convenio regulador establece la custodia legal y física, es decir, quién tendrá la responsabilidad de tomar decisiones importantes sobre los hijos y cómo se compartirá el tiempo de crianza entre ambos padres. Puede incluir disposiciones sobre la patria potestad compartida o exclusiva.
  • Visitas y régimen de comunicación: El convenio puede detallar el calendario de visitas y el régimen de comunicación entre el padre no custodio y los hijos. Esto incluye los horarios de visitas regulares, los días festivos y las vacaciones.
  • Pensión alimenticia o manutención conyugal: Si es aplicable, el convenio regulador establece la cantidad y la duración de la pensión alimenticia que uno de los cónyuges debe pagar al otro. Esto se basa en las necesidades económicas de las partes y otros factores relevantes.
  • Además de los elementos anteriores, el convenio regulador puede abordar otros asuntos específicos que las partes consideren importantes, como la cobertura de seguro de salud para los hijos, la educación de los hijos, la liquidación de cuentas bancarias conjuntas y cualquier otro tema que sea relevante para el divorcio.

Es importante destacar que, en un divorcio de mutuo acuerdo, las partes suelen redactar conjuntamente el convenio regulador, llegando a un acuerdo sobre todos los aspectos relevantes. Este acuerdo se presenta al tribunal para su revisión y aprobación. En un divorcio contencioso, si las partes no pueden ponerse de acuerdo, el tribunal puede emitir un convenio regulador basado en las decisiones judiciales después de escuchar los argumentos y las pruebas presentadas por ambas partes. En ambos casos, el convenio regulador es un componente esencial del proceso de divorcio, ya que establece las reglas y condiciones para la vida posterior al matrimonio.

Si desea más información

Contacta con nosotros






    Abrir chat
    1
    Escanea el código
    Estamos para ayudarte en lo que necesites, no dudes en contactar con nosotros para darnos a conocer tu caso. Nuestro horario es:
    De Lunes a Jueves de 9:00 a 13:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.
    Viernes: de 9:00 a 13:00 horas.
    (Horario en España)